Dos años de aprendizaje.

-Mamá, de este cole llego muy cansada a casa.

-Ajam, ¿Y en el otro no te cansabas?

-Pues, a ver …. en este cole se me cansa el cuerpo, y en el otro se me cansaba mucho la cabeza. ¿Lo entiendes?

-Si amor, lo entiendo.

¡Cómo no voy a entenderlo! Si llevábamos dos años observando como te marchitabas. Y a pesar de todo hemos conseguido que te mantuvieras alegre, inocente, curiosa, generosa, feliz, segura y amada. Pero sólo eso, manteniéndote, con mucho esfuerzo, estando muy atentos y preocupados. Eso que te “cansaba la cabeza” era ESTRÉS, y en esas condiciones no hay quien se despliegue, sólo nos quedaba “sobrevivir” y esperar que nuestra semilla de luz y amor quedara en ti.

Pero hija, no han sido sólo dos años de preocupación lo que hemos vivido en el antiguo cole, también aprendimos muchas cosas:

Tan sólo tenías 3 años cuando tuvimos que explicarte que no estaba bien que tu profe rompiera dibujos o trabajos, porque no estaban como a ella le parecía que debían estar.

Que todos lloramos lo que necesitamos y que si te quedabas llorando en el cole papá y mamá no nos íbamos muy tristes al trabajo, eso no debía preocuparte porque somos adultos y sabemos relativizar. Que en casa no lloramos solitos apartados en una silla, que nos consolamos, ayudamos y que nunca vamos a prohibir a nadie que acuda en ayuda de un amigo.

Muy pronto tuvimos que explicarte también lo que es un chantaje, que podías llorar todo lo que necesitaras y que igualmente ibas a ir a la excursión, aunque tu profe te dijera lo contrario. Y que la maqueta de dinosaurio que tenías en clase no te vigilaba para que te portaras bien, no tenías que asustarte de una maqueta, ni hacer las cosas de forma correcta por miedo.

Aprendiste un poquito lo que era la ironía, te hizo mucha gracia el día que me dijiste que en clase tenías que hablar con la boca, porque la profe os regañaba y decía que hablar con la cabeza sólo lo hacían los burros, entonces te contesté que tu profe debía tener muchos burros en su familia para saber eso tan bien. Primero me miraste con cara de pilla y luego te partías de la risa.

Tenías tan sólo 4 añitos cuando aprendiste que beber agua cuando tu cuerpo lo necesita no es que te sirvan agua en un vaso después del patio (sólo si ese días has llevado vaso). Tú solita aprendiste lo que es la burla, no te lo enseñó un compañero, sino tu profesora, cuidadora y adulta de referencia cuando un día alguien olvidó el vaso y la profe dijo en alto en clase “todos podéis beber del vaso, menos tú que puedes ir al baño a beber como un perrito”, con ese tonito que rápido registraste.

Así que también aprendiste lo que es tener mala leche, hacer las cosas a mala leche y lo llamaste “no tener buen corazón” porque cuando algún compañero se atrevía a confesar que se le había pasado recoger algo, la profe lo cogía y se lo tiraba al suelo para que lo recogiera de nuevo.

También aprendiste que ir al baño cuando lo necesitas no es levantar la mano, esperar a que te atiendan, y si no te atienden hacérselo encima, como le pasaba a tus amigos porque les daba miedo levantarse sin permiso. O que un niño de 4 años no se hace caca encima “APOSTA” como le dijo tu profe a un amigo delante de todos, entre “QUEAAASCO” y “QUEAAASCO”.

En fin hija, entre todo esto, lo que no nos hayamos enterado y lo que nos reservamos, como verás no han sido dos años en balde, muy estresantes para todos pero no en balde. Nosotros también teníamos las cabezas muy cansadas como tú, y aunque ya estábamos inmersos en esta forma nuestra de criar y acompañar, estos dos años nos han precipitado el aprendizaje a todos. Ahora estoy muy contenta porque esta desagradable experiencia nos ha hecho crecer como personas, porque hemos aprendido que cuando algo no te gusta hay que hacer todo lo posible para cambiarlo y sobre todo porque estamos viendo que esa semilla de luz y amor sigue intacta y ahora en continuo crecimiento. Te quiero mucho mi niña.

**Por cierto, si has leído hasta aquí, te parece interesante lo que escribo, piensas que hay otra forma más humana, amable y respetuosa de acompañar a nuestros hijos, esto que cuento es sólo un trocito de nuestra experiencia personal en el CEIP Teresa Berganza de Boadilla del Monte, donde hay profesores estupendos que hacen lo que pueden con la precariedad de medios de que disponen. Pero también puedes tener tan mala suerte como nosotros y tener que sufrir una profesora autoritaria y “con mal corazón” durante los tres años que dura la etapa infantil. Cuando estuvimos en el CEIP Teresa Berganza de Boadilla del Monte hicimos todo lo que pudimos para que no fuera así, para que todo fuera más amable, nos reunimos con profesora, coordinadora y dirección en más de una ocasión sin suficientes mejoras, así que como nuestros hijos crecían y no podían esperar el cambio, decidimos irnos. Escribo este post para que si estás en una situación parecida, intentando criar de forma respetuosa, buscando colegio por la zona, al menos tengas esta información. **

 

Anuncios

35 respuestas a “Dos años de aprendizaje.

  1. Que pena, es una verdadera vergüenza… me alegro mucho que tu hija esté mucho mejor. Disculpa la pregunta pero y en cuál cole está ahora tu hija?. Lo recomiendas? Estamos justo viendo Colégios para nuestra hija y no me gustaría toparme con una situación así!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Kakio, gracias! Discúlpame pero prefiero no dar ese dato. Es una escuela activa y alternativa que puedes encontrar en ludus.org. Hemos visitado muchas escuelas hasta que hemos encontrado la que mejor se ajustaba a nosotros, ármate de paciencia y visita todas las que puedas. Ánimo!

      Me gusta

  2. No entiendo el porque no das datos del colegio que te ha gustado en cambio del que desprestigias, das todas las señas. Yo pertezco a ese colegio en muchos aspectos, y no estoy para nada de acuerdo contigo, eres libre de pensar como quieras, pero no de catalogar de manera publica a un persona en su trabajo. Si todo lo que cuentas es verdad, yo como madre, lucharia porque esa persona no siga en la enseñanza, en una clase hay 25-26 padres y madres, me parece extraño que ninguno haga acusaciones tan graves, y lo dejen pasar como si nada. Y que la direccion no haya tomado medidas si las acusaciones son reales.
    Me alegro que hayas encontrado un colegio que se adapte a tus hijos.

    Me gusta

    1. Alba si te das cuenta no doy nombres, sólo cuento mi experiencia, la mía y de mi familia, y eso no tiene discusión alguna. No doy datos del nuevo cole de mis hijos por confidencialidad, privacidad y seguridad. Mi conclusión es que a muchos padres les gusta ese tipo de educación todavía, así que informo a quien me lee que entiendo seguirá mi misma corriente y tendrá ese punto de información que yo no tuve. La dirección si hizo cosas, dentro de sus posibilidades, pero no suficientes para nosotros, y algunas otras cosas empeoraron porque la profe tomó sutiles represalias. Gracias de todos modos por alegrarte.

      Me gusta

  3. Hola Mara, como ya he mencionado el CEIP Teresa Berganza es para mi el mejor colegio de Boadilla, por eso lo elegí en su día. Lo que escribo es nuestra verdad, lo que cuento son cosas que le pasaron a mi hija y nuestras vivencias personales, lo pasamos muy mal y eso vuelvo a repetir que no tiene discusión. No quiero dejar de expresar lo mucho que me inquieta que cuando alguien explica o cuenta que lo ha pasado mal o lo está pasando mal, haya gente que en lugar de empatizar o tratar de entender y ayudarte, la reacción sea la de negarte, anularte y el rechazo, además con tanta vehemencia. Me gustaría comentarte que leer este blog es totalmente opcional, y como nuestros actos y comentarios nos definen, sólo me queda darte las gracias.

    Me gusta

  4. He tenido qué leer el texto dos veces porque no nada crédito a tus palabras.
    Si de verdad crees qué tu hija ha pasado por esas experiencias a lo largo de dos años,no creo qué una red social sea el sitio adecuado denunciarlo y menos un año después de haberla sacado del cole.
    Otra cosa es,qué tu intención sea única y exclusivamente hacer daño y desprestigiar a una persona profesionalmente,entonces sí;la red social te viene divinamente.
    Y ya para terminar,sólo decir qué mi hijo lleva tres maravillosos años al lado de esa gran profesora qué tú intentas desprestigiar.Un saludo

    Me gusta

    1. Hola Fátima, esto no es una red social, es un blog personal en el que cuento lo que me apetece. Me alegra mucho que tu experiencia esté siendo tan maravillosa, lo entiendo además perfectamente. También entiendo que no compartas nuestra experiencia, porque este blog y mis reflexiones están escritas con mucho cariño para gente con una mirada respetuosa hacia la infancia.

      Le gusta a 1 persona

      1. ¿Pero tú estabas dentro de esa clase como alumna para saber la verdad? Fíjate si intento ser respetuosa, que os estoy permitiendo a algunos escribir en mi propio blog para llamarnos mentirosas a mi y a mi hija. Aunque en realidad lo estoy permitiendo también para que os autoretrateis.

        Me gusta

      2. Yo,igual qué tú!!Pero vamos…no voy a entrar en tu juego,porque sería ******* * ** ******.Lo dicho qué seas feliz!!Un saludo

        Me gusta

    2. Yo tampoco doy crédito. ¿Por qué este ataque desmedido a lo que una persona escribe en su blog (que tampoco es El País, oye) , ese empecinamiento en negarlo todo y, en cambio, no estamos aquí hablando de lo importante, como que una profesora rompe dibujos a niños de 3 años? Y eso es innegable porque lo dijo ella misma en la primera reunión de curso, ante el asombro de unos cuantos (entre los que me incluyo) y, por lo que se ve, el desinterés de unos muchos.
      Para mí con eso es suficiente.
      Dile a cualquiera que te encuentres por lq calle, que la profe de tu hijo rompe dibujos. Y verás qué cara pone.
      Pero vamos, si tú no le das importancia a eso, estupendo. Pero déjame que tenga derecho a que para mí sí lo tenga.

      Le gusta a 2 personas

      1. Hola Noemí,no, en ningún momento estoy atacando;lo qué digo es qué su texto ** ** ****** * ** ********”siento mucho qué no te guste”.En cuánto a “Una profesora qué rompe los dibujos”,sabes perfectamente”porque estabas en la reunión,al igual qué yo”qué en esa frase falta mucho contenido,la reunión se explicó perfectamente”no hace falta qué te lo recuerde”.Por lo cuál si me encuentro con alguien en la calle y me apetece contarle qué hace la profe de mi hijo con sus dibujos “trabajos”tendré qué ser más explícita.Y por supuesto cada uno es libre de darle importancia a lo qué crea conveniente.Un saludo

        Me gusta

      2. Hola, Fátima. ¿Qué quiere decir que no se ajusta a la realidad? ¿No sería más correcto decir que lo que cuenta Sara a ti no te ha pasado o tú no tienes conocimiento de que haya sucedido?
        Lo que cuenta, ha sucedido. Y puedo dar fe de ello. Me cuesta entender ese empecinamiento en negarlo. ¿Que a ti no te consta? Estupendo, pero no niegues lo que les ha sucedido a otros.
        Sara dice lo que le ha pasaso a ella. No dice que le haya pasado a tu hijo.
        Respecto a lo del dibujo, si quieres soy más explícita. ¿Te suena la palabra rayajos?
        No hay motivo alguno que justifique esa actuación, o a mí no me lo parece. Si tú, bajo ciertas circunstancias, lo encuentras admisible, genial para ti. Pero para mí, es inadmisible. Nunca, bajo ninguna circunstancia, se le hace eso a un niño. ¿A qué principio pedagógico responde? ¿Lo enseñan en Magisterio?
        Para ti, no es grave, para mí, sí. Mucho. La realidad es un dibujo roto. Las circunstancias son irrelevantes. Me da igual si hacen un rayajo o si tienen prisa por salir al patio.
        Cuando quieras tomamos un café y lo hablamos.
        Un saludo.

        Le gusta a 1 persona

      3. Efectivamente, bajo ningún concepto, ni rayajos, ni prisas por salir al patio, ni nada de nada se le rompe un dibujo o trabajo a NADIE. Ya sea niño o adulto.
        Y cuando alguien es capaz de hacer eso, que para mi es tan grave, nos podemos imaginar el ambiente autoritario y represivo de todo lo demás.
        Efectivamente todo lo demás es difícil de demostrar, es simplemente nuestra palabra y nuestras vivencias. Pero Fátima te agradezco que hayas confirmado y compartido con nosotros el detalle de “romper los dibujos””bajo un contexto o explicación”. Para nosotros y muchas otras familias ese acto no tiene justificación alguna, y esta información es necesaria que la tengan.

        Le gusta a 1 persona

      4. No pongas en mi boca palabras qué no he dicho,yo no confirmo nada;sólo he dicho qué falta mucho contenido a esa frase.Y yo creo qué ya no voy a pronunciarme más en el tema,porque al final es;tú dices, yo digo..Pero te doy las gracias por haberme dejado opinar en tu bolg personal.Un saludo

        Me gusta

  5. Totalmente de acuerdo con lo que ha comentado Fátima. Estoy en la misma situación que ella y comparto 100% lo que dice. Yo estoy muy contenta y satisfecha con la profesora.
    Apoyo sugerencia de Mara, de retirar esta desafortunada publicación de tu blog.
    Un saludo.

    Me gusta

  6. Hola.
    Se me ocurren muchas cosas que decir, pero sólo voy a hacer un par de reflexiones.
    Sara ha contado lo que ella y su hija han vivido. Insistís,una y otra vez, en que esa es “su verdad”, como queriendo dar a entender que no es cierto lo que dice.
    Y acaso lo que vosotras decís, ¿no es “vuestra verdad” también?
    ¿Vuestra verdad vale y la de Sara no?
    ¿No sería más correcto decir: me sorprende lo que dices, porque mi experiencia ha sido estupenda? ¿Sin negarle a Sara lo que ha vivido, como ella no os niega lo que vosotras contáis?
    Por otra parte, no es simplemente una cuestión de percepción sino de lo que cada uno de nosotros busca o espera de los coles o de los profes. Quizá lo que es importante para mí, no lo es para ti y cosas que yo no paso por alto, para ti son una chorrada.
    Así que sí, no niego que podáis estar contentísimas si esta profesora ofrece lo que buscáis, pero no podéis negarle a Sara que diga que no lo está.
    No sé, es como si lo que Sara ha escrito en su blog os lo toméis como un ataque personal.
    A mí me ha costado, será que me estoy haciendo mayor, pero con los años y la madurez he aprendido que la gente tiene sus vicencias y opiniones y las expresa, y si de algún modo esa opinión me hace daño, el problema está en mí y no en el otro.
    Espero haberme explicado. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  7. Hola a todos, hasta ahora no he querido meterme en este asunto ya q el blog no es mío.
    Pero como me toca muy de cerca creo q ha llegado el momento de puntualizar algunas cosas, que aunque quizá ya se han dicho, parece q hay gente q no termina de entender.
    Para empezar, esto es un blog personal, si no te gusta puedes leer otros. Seguro que disfrutáis mucho más con algunos post del juez Emilio Calatayud, o libros de E. Estevill. También Twitter sería un sitio fantástico para que podáis entrar en este tipo de discusiones absurdas.
    Cada uno elije la forma de criar a sus hijos, faltaría más, nosotros no podíamos seguir permitiendo el “maltrato”, en el sentido amplio de la palabra, que recibía nuestra hija con esta persona.
    Podéis incluso escribir vuestro propio blog, en el que contéis vuestra maravillosa experiencia con esta profesora y con el centro.
    Hay una cosa que se llama libertad de expresión y es lo que se hace desde este blog y desde tantos otros.
    Leyendo algunos cometarios, solo se me ocurren dos motivos por lo que escriben con tanta vehemencia. Uno, falta de compresión lectora, o dos, que sean malintencionados por una afinidad personal con la profesora, que por otro lado tampoco me extrañaría en absoluto.
    En cualquier caso tengo que decir que en el post ni se insulta ni calumnia a nadie.
    Además añadir que antes de escribir el post y abandonar el centro, se habló con la coordinadora de infantil, el jefe de estudios y la directora en varias ocasiones. No conseguimos mejorar en nada la actitud de la maestra en cuestión. Lo único q sucedió es que fue modificando su discurso, tratando de hacerlo más amable, siempre parapetándose en los mismos argumentos. “Los niños malinterpretan las cosas”, “tengo 27 niños”, “tenemos una clase muy movida”, decía.
    Me gustaría ver a 27 adultos en un espacio reducido con media hora de patio, menos que los presos por cierto, a ver si se ponían o no nerviosos, siguiendo todo el día directrices de alguien autoritario que les supera en tamaño, edad y experiencia.
    Desde aquella primera reunión en la que alegremente soltó aquello “no os sorprendáis si alguno de vuestros hijos os dice que le he roto un dibujo”. Alucinado me quedé, a penas recuerdo como reaccioné, pero me pareció increíble. A día de hoy hubiese pedido parar la reunión y que repitiese esas mismas palabras delante del jefe de estudios y la directora.
    Después tras varias reuniones y buenas palabras, las cosas nunca mejoraron, simplemente dulcificó el discurso, y siempre bajo la frase vacía de “yo a mis niños los quiero mucho”. Está claro que hay amores muy mal entendidos.
    En definitiva fueron dos años difíciles, pero que nos sirvieron para que nuestra hija aprendiera muchas cosas, la mayoría cosas que no hay que hacer.
    Con mucho esfuerzo hemos logrado encontrar un lugar donde las cosas son radicalmente distintas, estamos felices y agradecidos con el nuevo colegio. Fue una decisión difícil pero de la que no podemos estar más contentos.
    A los que se quedaron y todo les parecía perfecto, que lo disfruten. Por mi parte si este post ha servido para que un solo niño no tenga que pasar por lo que pasó nuestra hija, el esfuerzo y el post habrá merecido la pena.
    Por último, quiero darle especialmente las gracias, a las pocas mamás que nos escucharon, comprendieron y apoyaron.
    Y por supuesto a mi hija, por aguantar esta situación dos años, por ser lo suficientemente valiente y encontrar la forma de expresar aquello tan desagradable que estaba viviendo en su día a día.

    Un saludo a todos.

    Le gusta a 3 personas

    1. Hola amor, yo también estoy muy orgullosa de nuestra pequeña “guerrera”, que no se ha dejado doblegar, que tenía muy claro lo que estaba bien o estaba mal, que ha sabido identificar y expresar tan chiquitita todo lo que le estaba pasando. Admiro que haya mantenido su sonrisa, gentileza y empatía, y también admiro que a pesar de todo no se haya “anestesiado” ante las injusticias. En algunos momentos se adaptaba a la situación, pero con mucho amor y respeto hemos conseguido que en nuestras vidas no entrara la “indefensión aprendida”. Os quiero mucho!

      Le gusta a 2 personas

  8. Hola Yoly, no te voy a permitir bajo ningún concepto que insultes a mis hijos, con esa distinción que haces de crías e hijos. Para mi no es ningún insulto, pero toda la comprensión lectora que veo que a ti te falta, a mi me sobra para entender tu intención. Si tienes tanta necesidad de expresarte, te recomiendo que escribas un blog, en el mío no vas a escribir más.
    De momento este comentario se deja, para que las familias interesadas vean que tipo de personas pueden encontrarse en la vida, cuando intentas hacer las cosas de forma diferente. Escribes tus experiencias y como son distintas a las suyas se sienten ofendidas y empiezan el linchamiento. Es demencial, pero así es.
    Yo escribo en mi blog lo que me da la gana, por supuesto no escribo para ti, y si te molesta no tienes más que no leer, porque no voy a dejar de expresarme y escribir pq a ti te moleste. Por supuesto tienes todo el derecho a dar tu opinión, a quien te quiera escuchar, que no es el caso. Yo acepto las críticas con respeto, los insultos directos o velados NO y mentiras TAMPOCO (que yo también se utilizar las mayúsculas). Sin más.

    Le gusta a 1 persona

  9. Qué bonita vuestra conclusión sobre esa experiencia tan mala para vosotros y vuestra peque. Me parece tan dificil encontrar un equilibrio para enseñarles a los peques a evitar esa “indefensión aprendida” de la que hablas y a la vez mantener los límites necesarios en su educación… Sería genial si pudieras elaborar más sobre ese asunto… Y a las personas que han hecho comentarios tan linchantes y fuera de lugar en este caso, qué decirles… Qué osadía pedirle a alguien que retire una publicación de su espacio personal en la que no se ataca a nadie explícitamente, sino que se narra una experiencia propia, con la clara intención (o parece clara para mí al menos) de echar una mano a gente que pueda encontrarse en situaciones similares… En cada caso da la impresión de que o no se comprende el texto, o simplemente se ignora…

    Le gusta a 2 personas

  10. Disculpad que quite foco de la ruptura de un dibujo a una niña, pero yo lo que veo es que es una absurda disculpa para poner en la redes un nuevo ataque a la educación publica y a sus profesionales que hacen que cada día se puedan abrir en este país colegios públicos que hacen posible que niños sin las posibilidades de la niña del blog de ir a colegios privados, tengan la oportunidad de formarse y tener posibilidades en una sociedad que si que es injusta y donde romper un dibujo es claramente una TONTERIA.
    Mi apoyo total a la educación publica a la dedicación de las personas que con entrega trabajan en ella.

    Me gusta

    1. Yo no tengo nada que demostrar, pero parece que el tema de los dibujos es lo que han confirmado amablemente otras mamás. Aunque para mi no es lo más importante, si demuestra el talante autoritario y poco respetuoso de una persona.
      Hay gente a quien le parece una tontería y hay gente a quien no. Pero lo más importante no es lo que nos parezca a nosotros, ¿Qué le parece a un niño de 3 años que le rompan un dibujo?, ¿Le romperías un dibujo a un conocido?, ¿Le romperías un dibujo o trabajo a un empleado tuyo?, ¿Qué pasaría si eso sucediera, cómo se llamaría?, ¿Le romperías un dibujo o trabajo a un alumno de secundaría?.
      Sin duda los profes que hacen las cosas con amor y respeto en la escuela pública, que son MUCHÍSIMOS y cada vez más, tienen todo mi apoyo. Bravo por ellos y bravo por una escuela pública de calidad. Ojalá nosotros no hubiéramos tenido problemas y hubiéramos podido continuar en la escuela pública, nada me hubiera gustado más. Creo que es evidente que el post no ataca a la escuela pública ni alaba la privada, cuenta una experiencia personal, que casualmente ha sido en un colegio público de Boadilla.

      Me gusta

  11. Muchas gracias por este post. Justo estamos a punto de mudarnos a Boadilla y aunque aún no sé a que cole irán si que tengo claro a cuál no. Gracias por sacarlo a la luz y ayudar a que no les ocurra a otros niños. Mi apoyo total a esta entrada.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s