Sobre mi

“Fin colorado” es la forma que tiene mi hija de terminar los cuentos, y el otro día me di cuenta de que hay muchas otras frases preciosas, palabras y expresiones que ha ido abandonando con el paso del tiempo y de las que no me acuerdo. Así que el primer objetivo de escribir este blog es que podamos recordar los momentos especiales de la crianza de nuestros dos hijos.

La maternidad ha transformado radicalmente mi vida y la de mi familia, nos ha costado adaptarnos y sin tribu ni referencias afines ha sido y sigue siendo un proceso intenso. Durante mi primer embarazo no quise leer nada sobre crianza, ya que siempre he querido guiarme por el sentido común, el instinto, el respeto y el cariño, pero algo que parece tan sencillo resulta muy complicado. El primer día de padres en casa, con nuestra bebé en brazos me sentí tan sola e insegura que de madrugada pedí a mi marido que fuera a la farmacia a por un biberón y leche artificial porque estaba matando de hambre a mi hija, menos mal que él estaba ahí con su calma para tranquilizarme y apoyarme en esta y muchas otras situaciones que se darían después. Entonces no hubo biberón, ni después tampoco, sin él criar como nos hace sentir bien no sería posible.

Así que pasé de no querer leer nada a leerlo todo, empecé tímidamente leyendo “Un regalo para toda la vida” de Carlos González que me iluminó el camino y me dio esperanzas y desde entonces no he parado con libros, redes sociales y blogs, muchos blogs. He creado mi tribu virtual literalmente, ya que sin conocer ni tener contacto con ninguna de estas personas, me han ayudado tanto como si fueran mi familia.

A veces pienso que si me hubiera preocupado de leer e informarme antes de dar a luz, no hubiera tenido tanto la sensación de andar siempre contracorriente, pero reflexionando me doy cuenta de que no se puede aprender a ser madre antes de serlo, de que las ideas preconcebidas y expectativas a veces te pueden dificultar el camino de una crianza consciente, y que el aprendizaje de estos años está siendo tan enriquecedor que no lo cambio por nada. Si este blog puede contribuir de alguna manera a devolver este apoyo virtual, me doy por contenta.

No lo he dicho, mi nombre es Sara y soy muy emocional. Necesito naturaleza a mi alrededor y aire fresco, pero me encanta pasar un día en la ciudad; me gusta comer casero y sano pero también como donuts y hamburguesas; soy pura calma y paciencia, hasta que se me agota y no hay quien me aguante; soy muy sociable y me gusta escuchar a la gente, pero necesito mi espacio; soy puro optimismo, hasta que la realidad se vuelve tozuda; y sobre todo necesito mantenerme activa y aprender cosas nuevas.

Si después de todo este rollo quieres contarme algo: fincolorado@hotmail.com

2 thoughts on “Sobre mi

  1. Hola de nuevo!!! por acá dejo otro comentario 🙂 Porque eso de las frases o palabras que arman los hijos es una cosa demasiado hermosa! También he querido guardarlas todas y me he olvidado. Que bien que atrapaste “fin colorado” 😀

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s