5 Canciones para la maternidad y un libro de crianza consciente.

Es hermoso tener cerca a futuros padres, con ellos revivo un poco mis embarazos, las dudas, las alegrías, las emociones y sobre todo, la consciencia del maravilloso proceso de transformación. Con cada nacimiento de un bebé nace una nueva familia y los adultos renacen, pocas cosas volverán a ser iguales.

Os voy a dejar en este post mi lista favorita de canciones sobre maternidad/paternidad, a mi al menos me emocionan mucho. Y también un libro maravilloso para leer antes, durante y después del embarazo, perfecto y generoso porque además es de descarga gratuita. Empezamos:

  1. Tanit Navarro: “Al otro lado de la piel”.

“Semilla de vida, que habitas en mi cuerpo, creciendo nueve lunas en la cueva interior ….. del amor …”. Así comienza ni más ni menos esta preciosa canción del disco “Nueve lunas” dedicado al completo a la maternidad. No hay nada parecido al vínculo de apego entre un bebé y una madre desde el embarazo y nadie más tendrá nunca ese vínculo, tendrán otros, pero no ese. También puedes visitar su web y su bonito proyecto mamacanta.


Tanit Navarro - Al otro lado de la piel

2. Luísa Sobral: “Para ti”.

Luísa es la hermana del eurovisivo Salvador Sobral y autora de la canción con la que su hermano ganó el festival. En “Para ti” canta con ternura y una sensibilidad especial a su futuro bebé. Durante el embarazo se prepara el cuerpo pero también el alma para una entrega sin condiciones.


Luísa Sobral -

3 . Jorge Drexler y Pedro Guerra: “Cuídame”.

Dos de mis autores favoritos y de mis hijos, unidos en una bella canción oda a los cuidados, a la fragilidad y la ternura. Nadie ni nada te va a necesitar tanto como un hijo, cuidar y sentirse cuidado será una experiencia única para ambos. También será esencial el rol de las parejas, cuando la haya: cuidar, apoyar, acompañar y estar para todo lo que se necesite, que va a ser mucho.


Jorge Drexler y Pedro Guerra -

4. Carolina Deslandes: “A vida toda”. 

La vida podrá dar mil vueltas, ponerse del derecho, del revés, de lado y de canto cientos de veces. Podrás vivir en mil sitios, cambiar de trabajo, de casa, de ciudad, de amigos y de pareja, pero el amor por un hijo seguro que será para toda la vida. Seguro. 


Carolina Deslandes -

5. Joan Manuel Serrat: “Esos locos bajitos”.

No podía faltar Joan Manuel en mi lista, no sabéis la de viajes en coche que he hecho de pequeña escuchándole y cantándole, pues esta canción nunca me había emocionado de verdad hasta que fui madre, y es que hace tiempo que pienso que las cosas las recibimos y nos calan sólo cuando estamos preparados para ello.

Según han ido creciendo mis pequeños, y el cansancio me ha permitido reflexionar, he sido más consciente de la gran responsabilidad que son los hijos, no sólo para nosotros, también para la sociedad que queremos. Los hijos no nos escucharán demasiado, pero serán nuestro reflejo, y aunque lo desees es probable que no crezcan todo lo libres que quieres.


Joan Manuel Serrat-

Y ahora el libro: “Mamamorfosis. Las 200 caras de la luna”.

Este proyecto colaborativo en el que 200 madres comparten su experiencia de embarazo, parto y crianza, es el libro que a mi me hubiera gustado leer cuando estaba embarazada. Yo lo descubrí ya pasado el tiempo y también fue hermoso encontrar tantas mujeres poderosas en este abrazo colectivo a la maternidad consciente.

Madres ayudando a madres con honestidad, hablan de las luces y las sombras de este maravilloso camino: “Un día despiertas y comienza tu mamamorfosis”, sanar tu niña interior, la confianza y el instinto, así es la crianza consciente. No dejéis de visitar el blog de mi casa al mundo de Aguamarina, la impulsora de este proyecto.


Captura de pantalla 2018-07-12 a las 12.45.31

La cantidad de información y recursos acumulados durante mis 6 años de maternidad es ingente, pero estas cinco canciones y el libro creo que pueden ser perfectos para compartir con cualquier futura mamá, sin agobiar, para que disfruten del proceso y vayan recorriendo su propio camino.

Este post va dedicado especialmente a mi embarazada favorita.

Anuncios

4 falsos mitos sobre las escuelas alternativas.

Las escuelas de pedagogías innovadoras, también llamadas escuelas libres, activas, vivas o alternativas son todavía poco conocidas, nosotros llevamos como 4 años buscando información sobre ellas, leyendo todo lo que caía en mis manos, visitando todas las que hemos podido y desde hace un año disfrutando de una. Salirse de la zona de comfort no es fácil, surgen dudas y reconozco que da vértigo, pero después de un año de VIVIRLO, os puedo decir que no podemos estar más contentos y que ojalá hubiéramos tenido la oportunidad de haberlo hecho antes.

Hace unas semanas, cuando estaba terminando el curso, fuimos a una reunión del cole en la que la directora hablaba de algunos de los FALSOS MITOS sobre este tipo de escuelas. Me pareció fantástico el resumen porque algunos de ellos nos rondaban a nosotros en la cabeza a principio de curso, y con el transcurso del mismo hemos llegado a las mismas conclusiones. Basándonos en nuestra experiencia os comparto 4 de ellos que creo se pueden aplicar a muchas de estas escuelas:

1. Los niños “viven en una burbuja”.

Esta era nuestra principal inquietud a principio de curso, nosotros no queríamos que nuestros hijos estuvieran aislados del mundo y de la realidad, por supuesto de la realidad de unos niños de 3 y 5 años, y hemos podido comprobar que no ha sido así. En el nuevo cole los niños también pegan, insultan y dicen palabrotas, se pelean y hacen daño, como en todos los colegios del mundo, la diferencia está en el acompañamiento. Lo que nosotros hemos vivido es que en las escuelas tradicionales hay un déficit de acompañamiento en estas situaciones, por mucho amor e interés que ponga un profesor, con ratios de 20-30 niños por docente es IMPOSIBLE atender estos aspectos, básicos siempre, pero especialmente con estas edades.

2. No hay violencia en este tipo de escuelas.

Este punto tiene mucho que ver con el anterior. Os diré que si hay violencia entre los peques en estos colegios, como en todos, claro que la hay. Pero de nuevo los ratios profesor/alumno permiten hacer un seguimiento muy de cerca, se actúa rápido y la actitud consiste en NO PERMITIR, hablar, explicar y ofrecer alternativas al niño que siente un malestar y lo ha expresado de forma violenta.

3. Serán adultos equilibrados emocionalmente.

Para empezar, yo no entiendo muy bien que es ser equilibrado emocionalmente, quiero decir que no creo que haya un consenso general para ello. Además como ya he comentado, los niños y niñas que asisten a estas escuelas no viven en una burbuja, tienen vida, amistades, familia y experiencias fuera de la escuela. Así que el equilibrio, sea lo que sea, no está asegurado. Lo que si es verdad es que se le da mucha importancia a lo emocional y se trata de ofrecer herramientas al respecto que les puedan ser útiles.

4. Tendrán el mismo nivel académico que en una escuela tradicional.

Es imposible asegurar esto, porque además cada niño tiene un nivel y unas inquietudes. Lo que si es verdad es que la cantidad de materia que se preparan es menor, no dedican tanto tiempo a la adquisición de conocimientos como tal, sino que todo está englobado en un contexto, y el conocimiento parte de una emoción. Ahora bien, efectivamente en las escuelas tradicionales tratarán más temas y materias, pero ¿Cuántas de ellas serán aprendidas, recordadas y asimiladas?

Espero que este post os haya sido de ayuda, criar distinto es MUY DIFÍCIL en un sistema tradicional, se puede hacer con mucho esfuerzo y viviendo una auténtica CONTRADICCIÓN entre lo que los niños y niñas ven el el cole y lo que ven en casa. Cuando decidimos salirnos del sistema, además de dudas sobre lo nuevo y desconocido, yo no sabía si nos estábamos convirtiendo en “COBARDES O VALIENTES” …….. quizá suene un poco dramático, pero así es como me sentía al abandonar un sistema por el que estaba luchando, intentando que fuera más amable y respetuoso. Ahora ya os puedo decir que no nos hemos convertido en ninguna de las dos cosas, que lo único que nos ha pasado es que somos un poquito más LIBRES.

¿Qué dudas tienes sobre este tipo de escuelas?

Robert Swartz y como fomentar el pensamiento crítico o creativo. (TBL)

Hoy no escribo yo, bueno la introducción sí, pero lo que sigue es una colaboración de mi amiga Cristina Albarrán. Ambas nos apuntamos a una charla sobre TBL que ofrecieron en nuestro municipio pero yo no pude asistir. En ocasiones publicaré posts de amigos y conocidos sobre asuntos que me parezcan interesantes y en la misma línea de pensamiento que sigue el blog. Espero que lo disfrutéis:

Hace unos días pude asistir a la charla que dio el Dr. Robert Swartz en la CEU de Montepríncipe (Boadilla) ¿Cómo trabajar las destrezas del pensamiento en casa? La importancia de enseñar a pensar desde edades tempranas. Para mi era completamente desconocido su trabajo en el desarrollo y promoción del pensamiento creativo y crítico, más conocido como TBL (Thinking Based Learning), durante la educación de los peques. En esta entrada quiero dar una visión general de los puntos que trató y captaron mi atención para que si os apetece penséis sobre lo planteado.

Tras la pertinente presentación por parte de los anfitriones, el Dr. Robert Swartz comenzó hablando del desarrollo de buenos hábitos de pensamiento y cómo enseñar/aprender a hacer las cosas mejor, a pensar mejor, a sacarle más partido a las ideas. Se refirió al proceso del pensamiento como algo que ejercitar, al cerebro como “músculo”, a la necesidad de entrenarlo para que alcance su máximo desarrollo, en velocidad, en capacidad, en habilidad para procesar y para contrastar ideas e información. Habló de la figura de un “entrenador=profesor” para estimular la mejora, aconsejar y guiar cómo usar nuestra capacidad de pensar mejor para llegar al máximo, para que su capacidad de trabajo sea mayor y sobre todo para que tienda a un pensamiento crítico, un pensamiento creativo, para convertirnos en mejores pensadores.

Analizamos que el pensamiento es una cualidad intrínseca del ser humano, todo ser humano piensa, pero no todos lo hacen igual, ni todos piensan por las mismas cosas, ni les preocupan las mismas cosas, ni pueden llegar a las mismas ideas o conclusiones porque éstas están influenciadas por las vivencias de cada uno, por sus experiencias, por la información previa a algo y especialmente por la costumbre de hacerlo, por la habilidad de haber ejercitado el pensamiento crítico durante gran parte del tiempo y especialmente en la infancia. Mostró algún anuncio de coche o cereales para expresar la idea de que la información recibida en algún momento de nuestras vidas, información aparentemente sin importancia y extraída inconscientemente del anuncio, luego puede volverse crucial para tomar una decisión.

Defiende que nuestra capacidad de pensamiento crítico está vinculado a la toma de decisiones, desde cosas muy diarias como qué pan comprar, qué comida comer hasta otras decisiones que se toman muy eventuales pero que igualmente pueden afectar muchísimo a nuestro desarrollo personal y vital como el trabajo que elegir, qué estudiar, dónde vivir, tener hijos o no…etc.

Toda decisión puede tener vinculada una o varias consecuencias. Nuestra capacidad de buscar/pensar diferentes decisiones, así como de prever las posibles consecuencias de cada decisión está ligada directamente a nuestros conocimientos, nuestras vivencias, nuestras creencias, nuestros deseos, nuestro estado emocional y cada persona es diferente. Por tanto, en un aula o en un grupo serán posibles muchas decisiones diferentes frente a una misma pregunta y muchas consecuencias por cada decisión. Cuanta mayor capacidad tengamos para desarrollar diferentes posibles decisiones frente a una pregunta o problema particular, y cuantas más cosas podamos predecir, se puedan cumplir o no, mayor y mejor será nuestra capacidad de pensamiento crítico.

Necesitamos un pensamiento crítico y creativo cuando:

  • Tomamos decisiones.
  • Solucionamos problemas.
  • Hacemos predicciones.
  • Argumentamos.
  • Comparamos y contrastamos.
  • Hacemos algo diferentes.
  • Las decisiones están vinculadas a consecuencias.

Habló del libro “Shiloh” y de “Horton empolla un huevo” como libros usados en aulas para estimular el pensamiento crítico y creativo. Son libros que en su trama principal el protagonista toma una decisión determinada y eso conlleva ciertas consecuencias que le afectan directamente.

Estos y otros libros son usados para parar la historia y fomentar/animar a los alumnos a prever diferentes consecuencias derivadas de la decisión tomada por el protagonista. Los alumnos evalúan las posibles consecuencias y en función de ellas deciden qué decisión podría tomar el protagonista y cuál sería la mejor según las consecuencias que ellos mismos han previsto. Defiende que así se estimulan las habilidades discursivas, estimula el respeto por las ideas de todos, estimula la humildad para escuchar y aceptar ideas diferentes y en función de ellas poder reorganizar o no nuestros pensamientos e ideas para conseguir llegar a una conclusión o decisión más adecuada o exitosa.

Defiende especialmente el método para estimular la capacidad de decisión en un grupo, para que el grupo en su conjunto pueda llegar a una decisión conjunta que involucre a todos y donde todos sean igualmente responsables, en el grupo se admite la opinión de todos, se escucha a todos y se adaptan las decisiones a todos. Lo considera especialmente importante para desarrollar el TBL en la familia, que todos los miembros puedan participar en la toma de decisiones como vacaciones, comidas, sitios a visitar etc.

Otra de las herramientas que propone es discutir acerca de hechos cotidianos o que afectan a la sociedad: la energía (renovables vs consumibles), educación, alimentación, etc. De esta forma los estudiantes buscan información sobre cosas que interesan para poder plantear ideas o cosas nuevas, van a diferentes fuentes para responder las preguntas que surgen, para buscar soluciones a problemas concretos y aprenden no sólo lo que está en los libros.

¿Cómo estimular el pensamiento creativo en casa?

  • Usar libros para encontrar diferentes consecuencias a decisiones tomadas por los protagonistas.
  • Realizar toma de decisiones conjuntas donde cada uno pueda expresar sus deseos, opiniones y todos juntos ver las diferentes opciones, con sus ventajas e inconvenientes, y juntos tomar la decisión final.
  • Hablar de cosas cotidianas, actitudes, problemas que afectan al entorno que nos rodea. En definitiva, estimular la discusión de temas, buscar pros y contras, analizar las consecuencias y en función a todo eso elegir la que creamos es mejor.

Para concluir el Dr. Robert Swartz menciona el video del colegio AIXA en Palma de Mallorca: https://www.youtube.com/watch?v=rtD068R0vbk

Y os dejo algunos enlaces que me han parecido interesantes:

http://enlaescuela.aprenderapensar.net/tag/robert-swartz/

https://www.youtube.com/watch?v=PcZFR8e1Pcc

Y este enlace por si alguien se anima a apuntarse 😀 http://teach-think.org/es/programas/programas-especiales/ctt-instituto-verano/?gclid=CjwKEAjwlKLHBRDztKr6wMnRthMSJAALcT-s9SSSSoV5eGxnT-X7GoBK6G8e5amd7-BowNtOOuj6PRoC0UTw_wcB

Para concluir: Un bien desarrollado pensamiento crítico nos puede acercar a tomar las mejores decisiones posibles.

Otro día presento la versión más subjetiva y crítica de la charla, pero mientras tanto os invito a reflexionar, indagar y pensar si querríais o podríais implementar esto en la vida cotidiana.

Gracias a la “dueña” del blog por dejarme participar.

Cristina Albarrán

https://www.facebook.com/cristina.albarran.1?fref=ts

No me gusta “el monstruo de colores”.

En el cole de Candela tienen muy buenas intenciones respecto al tratamiento de las emociones en educación infantil. La teoría es prestar atención a las mismas, y ayudar a los peques a identificarlas y expresarlas. Para ello siguen una guía de educación emocional y se apoyan en libros como “El monstruo de colores”.

El año pasado ya les leyeron el cuento e hicieron con una mamá un taller con palitos de colores, y este año continuando con el tema, llevan a casa un libro con cada una de las emociones del libro, en el que cada niño tienen que poner fotos, dibujos o lo que quieran sobre las cosas que les dan miedo, las cosas que les enfadan, etc.

Ya en su momento, no me gustaba que les hicieran identificar los sentimientos con colores. Pero además estas navidades alguien, con toda su buena intención, nos regaló el libro y pude confirmar que NO ME GUSTA EN ABSOLUTO por los siguientes motivos:

  • Como ya he comentado, no veo la necesidad de hacerles identificar los sentimientos con colores, me parece que con ello les limitamos la creatividad y el placer de utilizarlos, dibujar y expresarse con libertad ya desde pequeños. ¿Por qué el negro es miedo o el rojo enfado?.
  • Cuando llegamos al monstruo negro, que es el del MIEDO, el texto del cuento dice literalmente: “El miedo es cobarde. Se esconde y huye como un ladrón en la oscuridad”. ¿No os “chirría” esta frase?, ¿De verdad queremos enseñarle eso a nuestros hijos? ¿O hacerles sentir que tener miedo es cobarde?.

monstruo_colores_miedo

  • Además de lo anterior, la niña me parece que trata al monstruo con poco respeto. Justo al empezar, cuando el monstruo está hecho un lío con sus emociones le dice enfadada “Ya te has vuelto a liar? No aprenderás nunca ….” ¿No aprenderás nunca?. Negación, enfado, reproche, esta frase lo tiene todo.

monstruo_colores_enfado

Así que no veo “el monstruo de colores” como un libro de referencia, y no entiendo que sea un recurso tan utilizado para “enseñar” sentimientos. Sobre todo partiendo de la idea de que me parece a mi que los sentimientos no se enseñan, se viven y se acompañan.

No he investigado mucho, pero para momentos puntuales me gustaría encontrar algunos cuentos que hablen de emociones, tal cual, sin adornos, con ejemplos reales que puedan vivir los niños. ¿Conocéis alguno?